Translate

3 de febrero de 2014

Primarias

Si algunos “líderes” de la izquierda, como el señor Rubalcaba, tuviesen el mismo apego a los ideales que creen representar, que al poder al cual se aferran, en estos momentos existiría una alternativa progresista real a la derecha española, con una savia tan renovada y fuerte como la de IU.

Un político, con mayúsculas y “hemisferio izquierdo”, debiera tener la suficiente inteligencia emocional como para captar sino de sus bases o de su pueblo, al menos de las encuestas internas y las del CIS -Centro de Investigaciones Sociológicas- que ha llegado su momento digital, con su respectivo formato de día, hora, minuto y segundo. He aquí la diferencia entre “el político” que pasaba por ahí, y “el estadista” que estaba a la altura de las circunstancias, y era leal a su programa, a sus principios, bases, y votantes.

Mejor es “morir” con dignidad, que a uno le “maten” ideológicamente, en su propia casa con el beneplácito de sus allegados. Menos duelos y sufrimientos, propios y ajenos. No es ya el Estado de bienestar, no, sino el bien común del País, lo que está en juego. Si hacemos el paripé de una “conferencia” para medir fuerzas, y posponemos las primarias para que el partido consiga “ganar tiempo”, mientras la Nación lo pierde, e internamente nos dedicamos a posibles peleas, apaños, tejemanejes o trapicheos, hasta la fecha de los comicios, flaco favor nos hacemos todos.

Es más: ¿con qué cara, fuerza moral y democrática vas a presentarte el día de las elecciones a tu electorado?

Las primarias son primarias, ni tercios, ni terciarias.

José Luis Meléndez. Madrid, 11 de Noviembre del 2013.
Fuente de la imagen: Flickr.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario