Translate

22 de octubre de 2014

Spanish corruption

La Sanidad, un ejemplo para la Justicia

Teresa Romero se ha curado gracias a su optimismo, generosidad y colaboración. Su gremio y equipo médico, ha sabido demostrarle su apoyo y cariño estando permanentemente su lado, jugándose la vida, como ella lo hizo en su día, con pacientes que presentaban idéntica sintomatología. Gracias a su ejemplo, Romero nos ha devuelto la sonrisa olvidada desde principios de la crisis. Ha ganado la guerra a su enfermedad, a los titulares de corrupción, y solo le faltan unos días para conquistar la batalla tan merecida y deseada.

Las descalificaciones, y acusaciones en su momento infundadas del Consejero de Sanidad madrileño a la enferma indefensa, y los numerosos fallos en la aplicación de los protocolos de asistencia, han propiciado la primera denuncia formal por parte del Consejo de Enfermería.La sanidad española representada hoy en la figura de Teresa, se anota un nuevo éxito. Antes lo fueron las mareas blancas, y las denuncias al Tribunal Supremo, que en última instancia propiciaron la dimisión del consejero de Sanidad en Madrid, y la paralización de las intenciones de privatización del gobierno regional del PP.

El ejemplo de los profesionales sanitarios, con la victoria sobre la infección del ébola, es un ejemplo encomiable, y extrapolable a la carrera judicial. ¿Por qué si los sanitarios, incluyo a Teresa, han podido vencer a dicho enemigo, no pueden los jueces acabar con la corruptocracia técnica, que utilizando un símil económico, presenta ya más de cuatro meses consecutivos de recesión e infección social?

El gobierno es el que crea las leyes, y no parece muy por la labor de poner en práctica la correspondiente cuarentena, transparencia, y aislamiento de los infectados, previa devolución de sus “virus robados”. Ni en la de mejorar la marca España, ni la autoestima que cada día más españoles padecen por condición de su nacionalidad. Mientras el bipartito se rasga las vestiduras y redacta códigos éticos e internos, hace la vista gorda a tan escandalosa impunidad. ¿Tanto han cambiado los tiempos? Todo parece indicar que sí, porque hoy en España, dimiten antes los reyes y los papas.

José Luis Meléndez. Madrid, 22 de Octubre del 2014.
Fuente de la imagen: Youtube.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario