Translate

18 de octubre de 2014

Derechos humanos, democracia y cultura de paz: un nuevo comienzo.


15/10/14: 20 HORAS. SALÓN DE ACTOS. "DERECHOS HUMANOS, DEMOCRACIA Y CULTURA DE PAZ: UN NUVO COMIENZO", POR FEDERICO MAYOR ZARAGOZA. PRESIDE EL ACTO D.CÉSAR NAVARRO, PRESIDENTE DE EL ATENEO. INTRODUCE ANTONIO CHAZARRA. PRESENTA VICTORIA CARO.

INTRODUCCIÓN:

¿Se imaginan un planeta actual en donde estuvieran representados los valores humanos, en lugar de los índices económicos y bursátiles? Unos hombres de blanco, en representación de la ONU, que en lugar de los actuales hombres de negro de la TROIKA, visitasen cada país que no cumpliese los derechos más básicos como son los derechos humanos? ¿Por qué una civilización actual que se proclama a sí misma como civilizada, no ha alcanzado este nivel de desarrollo?

La cita de hoy día quince de Octubre, en El Ateneo, se hace ineludible, para intentar dilucidar estas y otras cuestiones. Para ello contamos con la presencia de un ponente de reconocida autoridad, experiencia y prestigio en los derechos humanos, como es Federico Mayor Zaragoza, ex presidente de la UNESCO. Acompañado a su izquierda por el presidente de El Ateneo, César Navarro, y el presidente de la sección de filosofía, Antonio Chazarra. A su derecha Victoria Caro, secretaria de dicha sección.

Antes del inicio de la conferencia, se procede en dicho salón de actos a la proyección de una película, a la que asisten, primero en calidad de espectadores, los ponentes anteriormente citados, junto con algunos representantes de la Asociación Iraní Pro Derechos Humanos. Un acto de agradecimiento de la Asociación hacia el Ateneo, y todos los españoles que en su día ayudaron a este país en la defensa de una sociedad más humana y justa.
Algunos de los espectadores, no pueden aguantar las escenas cruentas que ante sus ojos aparecen, y optan por salir a la galería de cuadros, desahogarse e intercambiar unas palabras con el que suscribe, mientras espera el inicio de la conferencia.

A la derecha del estrado, tres velas encendidas en un recipiente. Simbología y reminiscencias de un entonces joven voluntario que en las filas de Amnistía Internacional, se reunía las mañanas de los sábados, en la madrileña calle Donoso Cortés, para enviar cartas a las altas instancias mundiales, y solicitar la libertad de presos de conciencia.

COLOQUIO:

Como presidente internacional de la pena de muerte, Federico Mayor Zaragoza, recuerda, que en la actualidad existen treinta y cuatro estados norteamericanos que tienen instaurada en su sistema judicial, la pena de muerte. Dura crítica al neoliberalismo de la actual UNESCO, el cual ha edulcorado y apartado los principios iniciales contenidos en dicha carta.
Hace alusiones a los principales precursores de la guerra de Irak, personificados en “los tres de las Azores”, a saber: José María Aznar, George Bush, y Tony Blair, a los cuales acusa de no haber encontrado las peligrosas armas de destrucción masiva.
El horror más terrible, enfatiza, es el hambre, en donde cada día mueren entre veinte mil, y cuarenta mil personas por esta causa.

PRESENTACIÓN:

El acto tiene lugar el día 15 de octubre a las 20:00 h, lo organiza la Sección de Filosofía de El Ateneo, y se realiza en el salón de actos de la docta casa.La conferencia lleva por título «Derechos humanos, democracia y cultura de paz: un nuevo comienzo».

Victoria Caro, destaca el perfil científico, político y humanista de Federico Mayor Zaragoza: ex Director General Adjunto de la UNESCO en 1987, decide no presentarse a un tercer mandato, al que es reelegido y, a su regreso a España, crea la Fundación para una Cultura de Paz, de la que es Presidente. Creador asimismo del programa Cultura de Paz, dentro de la UNESCO, el 13 de septiembre de 1999, la Asamblea General de la ONU aprueba la Declaración y Plan de Acción sobre una Cultura de Paz, que constituye, desde el punto de vista conceptual y práctico, la máxima aspiración del Profesor Mayor Zaragoza.

Con la Fundación para una Cultura de Paz, constituida en Madrid en marzo de 2000, el Profesor Mayor continúa la labor emprendida como Director General de la UNESCO de impulsar el tránsito de una cultura desde la violencia e imposición a una cultura de paz y tolerancia.

En 2005 es designado Co-Presidente del Grupo de Alto Nivel para la Alianza de Civilizaciones, por el Secretario General de las Naciones Unidas. Actualmente es Presidente internacional de la pena de muerte.
Suena el timbre de El Ateneo, para que los asistentes que aún se encuentran en el exterior del salón, hagan su entrada. El acto va a dar comienzo.

CONFERENCIA:

“Es una época difícil, un camino hacia una nueva Ilustración”, según César Navarro, que inicia con esta reflexión el encuentro.

Antonio Chazarra cita a Albert Camus: “Es el momento del hombre rebelde, y no de verdugos privilegiados”. Muestra su indignación ante la desigualdad de trato que los saharauis reciben en nuestras fronteras, y en nuestras ciudades cuando intentan ganarse la vida:“estamos asistiendo al desmantelamiento de los derechos que tanto costó reivindicarlos. Es momento de la acción”.

Federico Mayor, después de agradecer su invitación al Presidente del Ateneo y a los organizadores del acto inicia y enlaza su exposición con la filosofía en honor a los organizadores, y lo hace alabando la filosofía de la UNESCO, y con críticas a la OCDE: “no nos ayudan a convertirnos en seres responsables”.“Estamos viviendo un naufragio del cual podemos salir” El profesor reconoce los tiempos actuales y difíciles, pero confía, a pesar de todas las atrocidades que ha podido ver, en la naturaleza del ser humano.

“Antes éramos súbditos del mundo atemorizados por el poder, hoy podemos expresarnos, saber lo que pasa en el mundo, y contamos además con el advenimiento social de la mujer. Las decisiones de generaciones anteriores, han sido tomadas por hombres, que en la mayor parte se han inclinado por la fuerza”. Recuerda con especial interés una cita perteneciente a una conversación que mantuvo con Mandela, y aprovecha esta para hacer un llamamiento a las mujeres: “la mujer cuando actúa, representa la piedra angular de este mundo que queremos construir”.

Se indigna ante la desigualdad de la riqueza en el mundo actual, y de ver como ochenta y cinco personas en el mundo, acaparan más capital, que los siete mil millones de sus habitantes. Y no nos olvidemos, prosigue, que en el último año han crecido un trece por ciento más el número de grandes fortunas, mientras la crisis la sigue pagando la clase media y trabajadora:"no puede ser que no haya dinero cuando la OMS,Organización Mundial de la Salud nos pide dinero, y si lo haya para rescatar a los bancos".

Se está generando una deslocalización productiva hacia países como china o Bangladesh, en donde las condiciones laborales, y los derechos humanos son cuestionados, y concluye este apartado económico: “nos estamos acercando peligrosamente a China”.

¿Están cumpliendo los medios de comunicación, con el deber primordial de ofrecer a los ciudadanos una información objetiva? Según D. Federico,” la información que llega al ciudadano no es fidedigna. Son la voz de su amo. Muy pocos medios reflejan una imagen objetiva de la realidad”.

En el transcurso de su intervención, hace continuas referencias a un documento,“La Carta de la Tierra”, una declaración de principios éticos fundamentales para la construcción de una sociedad global justa, sostenible y pacífica en el Siglo XXI. La Carta busca inspirar en todos las personas un nuevo sentido de interdependencia global y de responsabilidad compartida para el bienestar de toda la familia humana, de la gran comunidad de vida y de las futuras generaciones. Constituye una visión de esperanza y una llamada a la acción. Comenzó como una iniciativa de las Naciones Unidas, pero se desarrolló y finalizó como una iniciativa de la sociedad civil. En el año 2000.

El primer párrafo de dicho documento, prosigue el profesor, hace alusión a la justicia económica: "La economía debe estar subordinada a la justicia social". El documento hace también alusiones a la democracia, no violencia y a la paz y a la ecología. Y en su último párrafo nos dice que tenemos que emprender un nuevo comienzo.

“Hoy tenemos un poder como ciudadanos. Podemos cambiar el futuro, y tenemos que inventar y salir de este presente, en pro de las generaciones futuras, y de los derechos humanos”. Recuerda impresionado el movimiento 15M, y su influencia en la red. “Hace falta, no solo una solidaridad material, sino intelectual y moral, con la cual se puedan compartir opiniones y vivencias personales entre generaciones. La carta de la tierra nos invita a activarnos como ciudadanos, frente a un punto de no retorno en la tierra”.
Pero también dedica unas significativas palabras a la Declaración Universal de los Derechos Humanos, y subraya una palabra que aparece en el primer párrafo: la palabra fraternidad. Señala como el párrafo segundo, hace una llamada a la rebelión. “Es el momento de inundar la red”, añade.

Fijaros en otra curiosidad, continua. Si os dais cuenta los países que se reúnen para firmar la Declaración, no emplean la palabra nación, sino que eligen en su lugar el término “pueblo”. Ironiza al respecto a la hora de afirmar que existen en el mundo países con derecho a veto, y como prefieren el término nación, al de pueblo, término este último dotado de connotaciones más democráticas, y por eso añade: “donde debe haber voto, ponen veto”. Risas entre los asistentes. “Cuando se habla de derechos humanos, occidente mira hacia otro lado y opta por doblegarse a los mercados”. Criticas en el mismo sentido al partido republicano de EEUU, cuando en el año 1995, prefirió desentenderse de algunas peticiones realizadas por la ONU.

Pero no podía irse Mayor Zaragoza, sin hablar de un tema de actualidad como es la regeneración democrática: nos falta reformar la democracia en la que podamos decir “nosotros los pueblos”, tomamos las riendas. Las elecciones por sí solas no llevan a la democracia. La palabra “mayoría absoluta”, es incompatible con el concepto de democracia, porque no se tienen en cuenta, las opiniones de los demás. Democracia, es contar como ciudadanos. No pueden depender unos países de otros, como el G20 o G8. La democracia tiene que ser un proceso internacional, mientras tanto seguiremos en una plutocracia.

FINAL:

Finaliza con una serie conclusiones y advertencias: hacen falta menos gastos en defensa, y que estos sean destinados, a campañas contra el hambre: no puede ser que la OMS, nos pida dinero y no haya, y se lo demos a los bancos. Ni repartir bombas atómicas como si fueran caramelos. No existe un problema demográfico, India como superpoblación, nos lo ha demostrado.

Tenemos un gran desafío, como es la habitabilidad de la tierra, y el cambio hacia una cultura de paz y de no violencia. Existe un poder emergente dentro de cada uno de nosotros como ciudadanos. Termina y parafrasea, a Albert Camus, con una frase comprometedora: “que pena que pensando que podamos hacer, no hagamos nada”.

José Luis Meléndez. Madrid, 18 de Octubre del 2014.
Fuente de imagen: youtube.com

2 comentarios:

  1. Muchas gracias por tu artículo, José Luis. Fue un grandioso y memorable día. Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar