Translate

9 de octubre de 2014

¡Adiós, Excálibur!

¡Qué suerte! España es uno de los pocos países, en los que cuando se matan animales, estos nunca sufren...

"El animal no ha sufrido”. El animal no ha sido consciente de ver como se lo llevaba una cuadrilla de uniformados, ni ha presentido durante días la ausencia de su tutora, ni la tristeza, desesperación e impotencia de su amigo Javier, ni las siniestras intenciones de tan inesperada visita. “Le han dormido”, ¿y…?

Los que sí que sufren son los autores intelectuales y partidarios al terminar de pronunciar sus condenas. Terminaremos los animalistas sus frases eufemísticas: le habéis ejecutado. La "valentía” de matar, no tiene por qué estar reñida con la de verbalizar los actos.

Ni los ciento cincuenta y siete mil miembros del grupo de Facebook “Salvemos a Excálibur”, que en pocas horas solicitaban un trato de igualdad ante la vida, por medio de su aislamiento para estudiar su hipotética infección, ni las peticiones públicas de Javier, ni el grupo de personas amantes de los animales que se congregaron en la vivienda de Teresa y de Javier, ni el sentido común en última instancia, han surtido los efectos deseados.

¿Cuál será el siguiente paso? ¿Aplicar la misma praxis y talar los árboles de Madrid, para prevenir su “posible” enfermedad, y evitar de esta forma la muerte de más ciudadanos?
¿Dónde estás, Excálibur? Ni siquiera te han dado una tumba en la cual pueda depositarte esta carta. “Principio de precaución”. Este ha sido el dictamen de tu sentencia. La presunción de inocencia que los humanos te han aplicado de manera implacable…

¿Quién es el culpable? ¿Dónde están los responsables? ¿Cuántos cargos públicos ineptos, corruptos e imputados más, son necesarios para que en este país empiece a hacerse justicia, y se aplique el “Principio de Precaución” en una escala de valores más justa?
Ni tu muerte Excálibur ha sido en balde, ni “muerto el perro, se acabó la rabia” Somos demasiados los testigos de tu injusticia. Perdona la vergüenza de esta especie humana.

¡Buen viaje, amigo!

Un País, y un Presidente ejemplar:

La mascota de la trabajadora sanitaria contagiada de ébola en EEUU, ha sido aislada y analizada.Estados Unidos como país, ha dado muestras de una actitud y sensibilidad ejemplar ante el mundo, ante sus ciudadanos, y ante la familia de la sanitaria.
Ha quedado claro: el presidente Obama, es un reconocido amante de los animales."Sunny" y "Bo", son los nombres de sus mascotas.

¡¡Enhorabuena, Presidente!!

José Luis Meléndez. Madrid, 9 de Octubre del 2014.
Fuente de la imagen: es.noticias.yahoo.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario