Translate

24 de julio de 2014

Viaje al futuro

El conductor.

Si el gobierno no ofrece un plan estratégico, como hacen las empresas a tres años, podemos deducir, que el tiempo no acompañará nuestros deseos, y se hace necesario recurrir a prestigiosos y reconocidos gurús, con el fin de saber, cuál va a ser el panorama, que se nos presenta los próximos años. En un momento, en el que la palabra de la clase política, está en entredicho, y, con el conocimiento y convencimiento que la economía es una variable, y a la vez una componente social predecible, podremos hacernos una idea aproximada, del viaje que aún le queda por recorrer a este país, si recurrimos a un prestigioso economista, como es Juan Ignacio Crespo. Licenciado en matemáticas, Profesor universitario, miembro del Consejo Superior de Estudios del Estado, Consejero experto en Historia económica y financiera, y colaborador de EL PAIS, EL MUNDO, CADENA SER, Y RTVE, el señor Crespo, acaba de publicar su último libro que lleva por título: “Como acabar de una vez por todas con los mercados”.

El diecisiete de Octubre del dos mil trece, Emilio Botín, presidente del Banco Santander, sacaba pecho en los Estados Unidos y decía: “es un momento fantástico para España, llega dinero de todas partes”. ¡Caramba! y… ¿Cómo es que si entra dinero “a espuertas”, diez meses después “salga” una vez más de nuestro bolsillo, un importe de once mil millones de euros, destinados a pagar la “mala gestión” de su sector, esta vez de CAIXA CATALUNYA? Y si todo el dinero público inyectado a la banca, se transformase en acciones, ¿cuántas acciones tendría cada español pendiente de cobro por parte de la banca, a fecha de hoy…? El señor Crespo certifica, con su dilatada experiencia el exceso de ahorro mundial, que cifra en doscientos veinticinco billones de dólares, lo que supone un problema a la hora de rentabilizarse.

El triunfalismo: la EPA.

Pero dejemos por un momento el viaje al futuro, y volvamos al presente para hacernos eco del triunfalismo con el que el PP, acoge los datos de la EPA, Encuesta de Población Activa, de fecha veinticuatro de Julio y hagamos cuentas. Si la reforma laboral de Rajoy, según Valeriano Gómez, ha dejado en la calle a un millón de trabajadores, y en el último trimestre, se ha reducido en trescientos diez mil cuatrocientos empleados, situando la cifra actual de parados en cinco millones, seiscientos veintidós mil novecientos desempleados ¿Cuál es el saldo negativo de esta legislatura, hasta la fecha?

Si como en palabras de Cayo Lara, tenemos trabajadores más pobres, que a duras penas pueden cubrir sus necesidades mínimas, en situaciones de temporalidad más dramàticas que antes, si se ha desprotegido socialmente, y de forma masiva e indiscriminada, a las personas más débiles, ¿que alegría puede aportarnos una tendencia que premia la cantidad, en detrimento de la calidad humana y social? La legislatura Rajoy pasará a la Historia como la de mayor número de parados y emigrantes españoles desde la llegada de la democracia.

Recortes y elecciones.

Uno de los factores que atribuye Valeriano Gómez a este cambio de tendencia, es el freno a los recortes, a la que habría que añadir la ayuda de la emigración, según palabras de Cayo Lara. La Troika, ha dado un respiro al gobierno español, para que este pueda coger aire, ante tamaña pérdida de electores. Estamos en precampaña electoral, y hay que recuperar votos, a ser posible con el mejor marketing. El adelanto de las Generales para otoño o primavera, es uno de los escenarios que ha barajado el gobierno, según diferentes medios digitales. El objetivo: aprovechar la debilidad del PSOE, frenar a PODEMOS, y abrir un cortafuegos a la consulta catalana. Es significativo, que en transcurso de los últimos Consejos de Ministros, se haya sacado un importante paquete de medidas, vía decreto, y haya contado con la presencia del nuevo Rey.

Previsiones: nueva crisis.

A este hipotético, pero probable “mapa de carreteras”, cabe añadir las siguientes previsiones del Profesor: el año dos mil quince, es año electoral, y no espera se lleve a cabo reforma alguna. Pero entre los años dos mil dieciséis, y dos mil diecisiete, pasadas las elecciones, prevé según sus rigurosos cálculos y estudios, una nueva recesión de una intensidad más dura que la precedente. En ese contexto, el gobierno en el poder (¿PP-PSOE?), tendrá que llevar a cabo nuevas reformas de la TROIKA, a través de reducción de gastos, y subida de impuestos, hasta completar el importe de treinta mil millones de euros de ajuste pendiente.

La verdadera recuperación.

En el año dos mil dieciséis, Estados Unidos, añade, cumplirá más de ochenta y cuatro meses en expansión, lo cual es atípico, subirá los tipos de interés, y esto provocará una recesión, y arrastrará al resto del mundo. Alemania, a su vez, en Europa, presionará para que suban. La crisis se inició en el año 2008, y se necesitan diez años, para que los bancos asuman pérdidas, y puedan volver a generar crédito. Es solo a partir del año dos mil dieciocho, cuando entramos en un ciclo expansivo de diecisiete años de prosperidad, después de haber pasado dos años muy complicados. Los gobiernos, dice Crespo, regulan el tráfico de capital, y, recuerda la cita de Abraham Lincoln cuando en 1864 decía: “Los demás pensarán que he controlado los acontecimientos. No es verdad, los acontecimientos me han controlado a mí".

Plan de acogida.

A la hora de hacer predicciones, nuestro experto, en una primera fase reconoce en cuál de los cuatro tipos de recesión estamos, y, a partir de ahí, establece de una forma sencilla, el futuro económico, basándose en datos y variables adicionales. “Llegará un momento, en que la expansión económica será tan fuerte, y la fuerza laboral se habrá reducido tanto, que las empresas necesitarán contratar. Como consecuencia subirán los salarios, por la presión que haya tan pocos trabajadores disponibles. El gobierno se verá en la necesidad de contemplar un plan de acogida para todas aquellas personas, que, en su día, salieron del país”.

Recetas.

Para recuperar los estándares, o “acabar de una vez con los mercados”, propone cuatro recetas:

1.- Los mercados son risibles.
En este apartado cuenta anécdotas graciosas, sobre el comportamiento de los mercados.
2.- El exceso de ahorro mundial, los hace vulnerables:
La liquidez es uno de sus enemigos. Esto explica por qué ahora con el doble de deuda pública, le pagamos al mercado la mitad.
3.- Los mercados son predecibles en el largo plazo:
Existen tres o cuatro tipos de crisis. Los mercados actúan siempre de la misma forma, en cada una de estas.
4.- El poder de los mercados, reside en que son globales, y los gobiernos son locales:
El ejemplo más notable lo sitúa en Noviembre del dos mil once, cuando se reúnen los países pertenecientes del G-20, y deciden de una forma global adoptar políticas fiscales, inyectando cantidades masivas de capital a través de los Bancos Centrales. Recomienda este tipo de acciones unificadas, actuando como un embrión mundial, para evitar posibles catástrofes como la que pudo ocurrir entonces, de no haber actuado de una forma coordinada.

José Luis Meléndez. Madrid, 24 de Julio del 2014.
Fuente de la imagen: youtube.com


No hay comentarios:

Publicar un comentario