Translate

14 de marzo de 2016

Tortura vegetal

¿A qué esperan las autoridades para terminar con esta tortura y dar autorización de riego, durante algunas horas y/o días?

Esta foto está sacada el día dos de septiembre del dos mil quince a las nueve cuarenta y cinco horas de la mañana, mientras paseo con mi mascota por el Barrio de Manoteras, perteneciente al distrito de Hortaleza de Madrid. Es la imagen de un jardín público, perteneciente a un bloque de edificios. El Ayuntamiento planta especies, pero no las cuida. En la foto podemos ver la imagen de dos palmeras (árboles muy resistentes al calor), arqueadas por su debilidad. El Consistorio no riega los jardines públicos pertenecientes a ningún bloque del barrio. Y los vecinos, tampoco se dignan a enchufar una mísera manguera a la boca de riego, o a echar algún cubo de agua, a las plantas que más sufren. Prefieren ver esta lamentable imagen, todos los días, antes de entrar en sus respectivas viviendas. El muro que se ve en la foto, a un escaso metro, forma parte del bloque de vecinos. ¿Alguien se imagina una muerte de estas características, o los estados anímicos por los que han pasado estas plantas? Pues así somos. Esto tiene una palabra, aunque muchos se avergüencen de escucharla: se llama tor-tu-ra.

"¿Cómo nos habéis dejado caer tan bajo?" ¿Tanto nos estamos degradando como especie?

En la siguiente foto se pueden ver las mismas palmeras dos meses después. Se han erguido ellas mismas con el poco agua de lluvia que ha caído. Ha sido la madre naturaleza la que ha salvado de morir a estas plantas, que curiosamente, se han inclinado y erguido al unísono, en una perfecta sincronización en el espacio y en el tiempo, como si estuvieran tan unidas, que una entregase a la otra todas sus energías.
El mismo día dos, tuve ocasión de abordar y charlar con algún vecino del bloque, al cual pertenecen estas palmeras, plantadas en un jardín público. Los vecinos no riegan, a pesar de que la comunidad dispone de manguera para regar, porque en alguna ocasión, ha pasado la policía municipal, y ha llamado la atención a algún vecino por regar, quizás alertados por algún que otro vecino (nunca llueve a gusto de todos), alérgico al riego, que ha denunciado a otro vecino por hacer una obra a la comunidad a la que pertenece. ¿Para qué están entonces las bocas de riego?, nos preguntamos.

Cuando antes eran propietarios los vecinos de dichos jardines (soy testigo presencial desde hace 52 años que resido en el barrio), los vecinos los regaban y cuidaban. Eran recintos enmarcados de aligustres. El Ayuntamiento expropió a los vecinos estos recintos, y desde entonces ya vemos con que imágenes deleita el Consistorio no solo a los inquilinos del bloque, sino a todos los vecinos del barrio, y del distrito de Hortaleza.

Estas, no son las únicas plantas afectadas. Afectan a todos, repito: a todos los jardines públicos pertenecientes a los bloques del barrio de Manoteras, y del distrito. Lo realmente significativo es que se prefiera señalar en verano a los pirómanos, cuando a diferencia de los incendios, dentro de las ciudades hay otros responsables, y se sabe muy bien donde están. ¿Tan difícil es habilitar dos franjas legales de riego, una por la mañana y otra por la tarde, para que los vecinos puedan regar en los meses cada vez más calurosos del verano? ¿Cuántas imágenes más como estas necesitamos los vecinos para despertar y reaccionar?

Si no queremos boinas negras en la ciudad, sería bueno recordar que ésta no se quita solo con las restricciones de tráfico, sino con el necesario y correcto mantenimiento de las áreas ajardinadas. Las plantas son las que limpian el aire, y nosotros los que lo ensuciamos. Esa es una de los muchos distingos, de los cuales nos diferenciamos la especie humana de la vegetal. Y esto es muy, pero que muy preocupante, en pleno siglo XXI. Si uno intentara descifrar e interpretar el mensaje de este acto prodigioso, podría escuchar visualmente las siguientes palabras: "¿Cómo nos habéis dejado caer tan bajo?". He aquí una lección inolvidable. Lo cual nos lleva a preguntarnos: ¿Tanto nos estamos degradando como especie?

PD:
Arriba foto del 22/08/15.Abajo foto del 30/10/15. Ni el Ayto,ni los vecinos. La lluvia ha hecho todo

José Luis Meléndez. Madrid, 14 de febrero del 2016

No hay comentarios:

Publicar un comentario