Translate

9 de diciembre de 2015

El debate


UN NUEVO FORMATO

El debate celebrado el día 7 de diciembre en los estudios del grupo de comunicación Atresmedia, ha conseguido un nuevo récord de audiencia: 9,2 millones de espectadores, y un 48% de share. A estas cifras habría que añadir el seguimiento masivo en las redes sociales, y otros medios de comunicación radiofónicos.

La negativa del Presidente de gobierno, a la hora de debatir con las fuerzas políticas más representativas del país, constituye una importante falta de compromiso y de transparencia con los ciudadanos y la democracia. A la silla vacía que dejó Rajoy en el debate a cuatro que organizó el grupo Prisa en su rotativo El País, hay que añadir la que ocupó en su lugar la Vicepresidenta del gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría.

Los miedos y recelos que los populares muestran en las comparecencias de su Presidente y Secretario General, son una evidente prueba de la falta de liderazgo de la que adolece desde hace tiempo el Partido Popular. Un error en horario de máxima audiencia o prime time, puede arrebatar al partido la primera posición en la casilla de salida hacia la Moncloa.

A diferencia de anteriores ediciones televisivas, el grupo Atresmedia, ha incorporado varias novedades. Al concurrir un mayor número de fuerzas, el grupo ha decidido reforzar el número de moderadores. Para ello han elegido a dos periodistas de reconocido prestigio como Ana Pastor, y Vicente Vallés. Los presentadores, además de ejercer una función moderadora y arbitral, han realizado en este nuevo formato, preguntas más directas e incisivas a cada uno de los candidatos. Por su parte, estos, en lugar de estar sentados, uno frente a otro, como en anteriores ocasiones, han estado situados de pie frente a la cámara, con objeto de que los telespectadores tuviesen una mayor perspectiva. Esta postura a su vez, ha facilitado a los candidatos una mayor capacidad de expresión corporal.

Para liberar a los presentadores del control de los tiempos, se ha creado en esta ocasión una sala del tiempo, con el fin de que las intervenciones de los participantes fueran lo más equilibrados. Pero la característica más importante de este nuevo formato televisivo, ha sido el que las distintas fuerzas políticas han delegado por primera vez, la organización de dicha retransmisión a los profesionales de los medios. Todo el esfuerzo técnico y humano que Atresmedia ha puesto, se ha visto reflejado en los índices de audiencia.

La democracia hubiera salido vencedora en su totalidad, si las restantes fuerzas participantes formadas por Unidad Popular-Izquierda Unida, y UpyD, hubieran sido invitadas. A los ciudadanos de a pié, les cuesta entender la inclusión de estos grupos minoritarios en los distintos sondeos, y que a la hora de que estos grupos presenten sus propuestas y sus líderes, no se les haya tenido en cuenta. Aun así, Atremedia ha sabido aplicar el principio de neutralidad, al retransmitir en directo el debate a través de sus dos cadenas como son Antena 3 Televisión y La Sexta. No solo eso. Ha dejado un reto muy importante a la Academia de Televisión, encargada de la realización del próximo debate a dos, entre el Presidente, y el actual jefe de la oposición, Pedro Sánchez, el día 14 de diciembre.

ALTA VOLATILIDAD EN LAS ENCUESTAS


La irrupción de fuerzas emergentes, ha provocado por un lado una fragmentación del voto, y por otro, el mayor grado de volatilidad y de indecisos en la historia de la democracia. El 40% de los ciudadanos, aún no saben lo que van a votar.
La mayoría de españoles han decidido esperar hasta el último momento, para evitar sorpresas de última hora, estar mejor informados, y votar con un mayor grado de responsabilidad, el próximo día 20 de diciembre.

Las encuestas realizadas hasta la fecha, han quedado desfasadas desde la celebración del debate. Además conviene tener en cuenta que dichos sondeos no incluyen el 40% de estos ciudadanos indecisos. Son por lo tanto posibles sorpresas de última hora, como el posible surgimiento de un nuevo tripartidismo que neutralice el voto conservador del PP. El de un bipartidismo PP - C’s, o el de la unión de PSOE y Podemos, con pactos puntuales de Ciudadanos.

La televisión es por antonomasia, el medio con un mayor impacto (sonoro y visual), y es el líder indiscutible de las audiencias. Los representantes políticos lo saben muy bien, de ahí la masiva y excesiva aparición de los mismos en dicho medio en distintos formatos. Nadie cuestiona por lo tanto que en estas elecciones, la televisión mueva a más indecisos que antaño.

LOS CANDIDATOS

A continuación se detallan los momentos más destacados de sus discursos, y algunas características de sus actuaciones:

- PEDRO SÁNCHEZ:

Su discurso:

Ha recriminado a Rivera las condiciones personales del contrato indefinido que su grupo propone, y a todos los grupos presentes, la excesiva falta de paridad o igualdad entre hombres y mujeres en sus listas. La mayor parte de sus críticas las ha dirigido al grupo popular.

Aspectos positivos:

Buena presencia e imagen. Ha iniciado su intervención con una actitud agresiva, sorprendiendo a sus rivales, pero no ha mantenido la misma durante el resto de su intervención.

Aspectos negativos:

Le ha faltado garra para defender un buen programa social. Falta de expresividad facial.

- PABLO IGLESIAS:

Su discurso:


Bolígrafo en mano, ha llevado a cabo un discurso muy realista y social. Ha empleado muy bien sus tiempos. Sus criticas las ha centrado en el PP, y con una menor intensidad a PSOE y C’s. Momento estelar al final de su intervención, en la cual ha aconsejado a los votantes que no olviden la corrupción y la mala gestión del PP.

Aspectos positivos:


Se ha mostrado muy seguro y tranquilo en sus intervenciones. Ha demostrado una gran capacidad dialéctica, tanto en la defensa, como en el ataque. Ha conseguido llegar y transmitir su mensaje a la audiencia. Look casual cercano a la gente.

Aspectos negativos:


Tiene un lenguaje corporal más sobrio que sus adversarios, pero más natural que le hace llegar a su audiencia.

- ALBERT RIVERA:

Su discurso:


Discurso guionizado y poco espontáneo. Pasa bien al ataque, pero en la crítica no termina de argumentar. Ha entrado en el plano personal: “no te pongas nervioso”, le ha dicho a Sánchez”. Excesiva autocomplacencia con los datos de las encuestas. Discurso poco social. Poca profundidad a la hora de tocar los temas. Rifirrafe con la Vicepresidenta al recordar con titular del periódico El Mundo, las causas de la ausencia de Rajoy, como es la corrupción.

Aspectos positivos:


Buena presencia, imagen y capacidad de expresión.

Aspectos negativos:


Lenguaje corporal excesivamente vivaz, el cual le impide enfatizar en los momentos claves de su discurso. Ritmo monótono. Habla muy deprisa. Excesiva autocomplacencia. Poca expresividad y emotividad facial.

- SORAYA SÁENZ:

Su discurso:

Ha intentado justificar la ausencia de Rajoy, con el argumento de que su partido es un equipo. Le ha acusado a Rivera de ir sobrado. Ha recriminado a las demás fuerzas su falta de experiencia: “una cosa es hablar, y otra gobernar”.

Aspectos positivos:

Posee una rápida y excelente capacidad de réplica. Se crece cuando es atacada dialécticamente.

Aspectos negativos:

Escasa consistencia en sus argumentos. Falta de iniciativa para el ataque. Lenguaje corporal con predominio facial.

José Luis Meléndez. Madrid, 9 de diciembre del 2015
Fuente de la imagen: es.noticias.yahoo.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario