Translate

3 de julio de 2015

Ciberpolítica: política en la tercera revolución de la información mediática.

23/06/15. 21:00 Horas. Salón de actos. Organiza el acto, la Agrupación de Retórica y elocuencia del Ateneo de Madrid. Ponente:Luciano Floridi. Presenta el acto Victoria Caro. Traduce Antonio Wilson. Interviene como invitado Ilia Galán.

1.- El concepto de política

El concepto de política lleva implícito varias acepciones. Como definición genérica, es el arte de gobernar, ordenar leyes y reglamentos, con el fin de mantener la tranquilidad, la seguridad pública, y conservar el orden y las buenas costumbres. También es la actividad de los que rigen o aspiran a regir los asuntos públicos. De igual modo, el ciudadano, puede ejercer dicha actividad, bien cuando interviene en asuntos públicos, por medio de su opinión, su voto u otro. Es por lo tanto un concepto bidireccional.

2.- Introducción

Si la aparición de la escritura en la prehistoria, después del lenguaje, supuso para humanidad, la primera revolución de la información, la canalización de la misma, con la aparición de la imprenta, a través de los medios de comunicación, y el nacimiento de la era digital, con el desarrollo de las nuevas tecnologías, en el siglo XX, concretarían a groso modo, las tres revoluciones de la información, en diferentes épocas y etapas, a lo largo de la Historia.

3.- Conferencia

3.1.- Presentación:

Se inicia el acto puntualmente, en el salón de actos. Victoria Caro, Vicepresidenta de la sección de Filosofía del Ateneo, presenta a los miembros de la mesa. Como ponente, Luciano Floridi, filósofo italiano, Presidente de la International Association For Computing and Philosophy. Ha sido consejero del Parlamento Europeo, y en Google. Recientemente ha publicado su último libro, titulado “La cuarta revolución”. Traduce Antonio Wilson, y participa como invitado Ilia Galán, poeta, filósofo, y profesor de estética y teoría de las artes de la Universidad Carlos III de Madrid. Columnista y director de la revista Conde de Aranda.

3.2 Nuevas formas de poder: el control de la información:

¿Quién tiene más poder, aquel que se pregunta sobre el futuro, o el que tiene las respuestas?

En las últimas semanas, hemos sido testigos los españoles, del efecto que puede llegar a ejercer internet, sobre el poder político. La publicación de algunos tuits, en clave de humor, sin la intención de causar daño, han podido herir la sensibilidad de las personas aludidas, de la ciudadanía, y de las demás fuerzas representativas. Como consecuencia, el autor, ante la presión social, se ha visto en la necesidad de renunciar a su cargo, después de dar las correspondientes explicaciones.

La conferencia de hoy, casualmente, trata sobre ciberpolítica, un término que todavía no ha incorporado la Real Academia española, y el cual podríamos definir como la relación que existe entre el Estado y el individuo y viceversa. Existen otros conceptos más primarios que la definen como la expresión que sienten los sujetos cibernéticos de realizar actividades políticas en el ciberespacio.

La materia prima de dicha comunicación, está compuesta por la información. Según Floridi, toda información está compuesta por una pregunta y una respuesta. En este feedback, los que constituyen las preguntas, son los que controlan las respuestas, y estos a su vez, controlan la realidad.
Por este motivo, no sorprende que Google, sea hoy en día la empresa más influyente. La firma gasta más dinero que cualquier empresa, en presionar al gobierno de los Estados Unidos. El Estado quiere controlar la educación, los impuestos, la legislación, la inteligencia, la prensa, por eso, a lo largo de la Historia, prosigue Floridi, el principal agente de la información ha sido dicha institución. Un estado actual en el cual existe más poder de la ciudadanía.

Pero por encima del Estado, existen otros agentes o super estados. Mientras instituciones como el FMI (Fondo Monetario Internacional), van perdiendo poder, el Estado mantiene una doble batalla con el FMI, y la ciudadanía. De esta forma centra sus esfuerzos en controlar abajo e influenciar arriba.
Del mismo modo, la tecnología ha contribuído a que los mercados tengan dos caras. Así podemos ver a empresas como Facebook, que no crean contenidos, y otras que transforman productos invendibles en vendibles como son los deseos humanos.

3.3 .- La exposición a la información:

Nuestro bienestar como personas, ha llegado a depender de la tecnología. Hoy gracias a la tecnología interactiva o participativa, podemos cambiar la percepción de la misma, y de la realidad.
Después de más de veinte siglos, de continua adquisición de información, hoy tenemos la posibilidad de contribuir en la educación, produciendo nosotros mismos información por medio de contenidos. De esta forma al hacer algo, tenemos la ventaja de saber cómo funciona, y podemos conocerlo. Este es el nuevo poder del que disfrutamos hoy en día. El viejo poder como el religioso, o el industrial, no han desaparecido, pero ha nacido un nuevo poder como Wikipedia, en donde las respuestas son muy baratas.

3.4 .- Efectos de internet:

La tecnología ha provocado un efecto de polarización en la sociedad. Por un lado empobrece la vida humana, pero por otro lado, otras personas logran enriquecer sus vidas. Con este efecto, los tontos, se hacen más tontos, y los listos más listos.
Las tecnologías que poseen una mayor influencia, son aquellas que utilizan el yo social. Nos incumbe a nosotros, hacer de ella un uso correcto, a través de una buena educación, para que con el mayor esfuerzo, evitemos que los tontos, no se hagan más tontos.

3.5 .- Conclusiones, ruegos y preguntas:

“¿Podríamos en un futuro, votar por internet los ciudadanos, sobre los temas de interés? ¿Es posible, bueno, o no?”. La pregunta que dirige Ilia Galán, al ponente, trata sobre la democracia directa, como así reconoce este último.
Según Floridi, es necesario que haya una separación entre quien tiene el poder, y quien lo maneja. Y para entender este argumento, expone un ejemplo gráfico: como dueño de mi coche, quiero arreglarlo y conducirlo. Si un día se avería, lo llevo a un experto, que es el responsable. En una democracia, debemos tener el mismo sistema. Y añade: si el poder no llega a delegar tenemos una anarquía, y si por el contrario se auto legitima, se concreta en absolutismo.

La información y la certeza, han sido y son en la Historia, los valores principales, por eso el ejercicio del poder, ha consistido en controlar la incertidumbre, y la ignorancia compartida. Hoy asistimos al desmantelamiento de la cultura, y a la transformación del derecho a la propiedad por el derecho al uso.
Ante esta situación, es importante que los ciudadanos se hagan escuchar, como en su día hizo Irlanda. Después de escuchar a sus ciudadanos, vía referéndum en las urnas, sobre la entonces independencia, hoy podemos ver como es un
país mucho más unido.

José Luis Meléndez. Madrid, 2 de Julio del 2015

1 comentario:

  1. Estupendo artículo. Tomaste buena nota de todo, José Luis. Muchas gracias

    ResponderEliminar