Translate

18 de mayo de 2015

Los verdaderos Ziudadanos (Z's)

¿Exigirá Ciudadanos al PP (igual que al PSOE), la dimisión de todos sus imputados, antes de pactar, o empleará un doble rasero a la hora de medir desde su hipotético y ambiguo centro ideológico...?

La frase envenenada que en su día dirigió Soraya Sáenz de Santamaría, a la hoy presidenta en funciones, Susana Díaz (“Menuda campaña electoral te espera, bonita”), ha terminado por convertirse, en una auténtica maldición contra su partido. El contenido de la misma demuestra que las expectativas en intención de voto para los populares en dicha comunidad, eran mucho más prometedoras que las finalmente obtenidas por los socialistas, en las primeras elecciones andaluzas. Ni la asesoría del gurú Pedro Arriola, ni la estrategia de comunicación liderada por la Secretaria General, Dolores de Cospedal, ni la excesiva confianza depositada por la Vicepresidenta, en la persona de Juan Manuel Moreno, han podido evitar el batacazo. Los nervios, y las disputas internas, no se han hecho esperar, a la hora de elaborar las listas municipales y autonómicas, y de controlar el timón de la nave genovesa.

La escasa química de Cospedal con Sáenz de Santamaría, el doloroso pulso de la primera con Javier Arenas, y la exclusión inicial de la entonces candidata Esperanza Aguirre en las listas, son una muestra evidente de las tensiones internas, y de la escasa sintonía entre Aguirre y Rajoy. El insistente y obsesivo entusiasmo del PP con los datos macroeconómicos, obviando y enmascarando otras carteras de mayor relevancia como la Sanidad, la Educación, o la Justicia, no han impedido que el Fondo Monetario Internacional (FMI), haya lanzado un jarro de agua fría sobre dichas cifras.

La máxima autoridad económica e internacional, ha alertado de una situación de estancamiento prolongado de la economía mundial, y ha advertido, que no se generarán los niveles de crecimiento previos a la crisis, antes del año 2020. La posibilidad de nuevos recortes, una vez transcurrido este año electoral, por parte del gobierno saliente, puede ser más que factible, máxime cuando el PP, no se ha pronunciado de una forma taxativa sobre el fin de los mismos.

Merece la pena recordar y destacar, ante la inminente cita con las urnas, las políticas municipales y autonómicas del PP, en ciudades como Madrid, como son la venta de 2935 pisos de protección oficial (con inquilinos dentro), por parte de la Comunidad de Madrid, a través del Instituto de la Vivienda de Madrid (IVIMA), a la empresa Azora, perteneciente al fondo buitre americano Goldman Sachs, y la venta de 1860 viviendas protegidas de la Empresa Municipal de la Vivienda (EMVS), por medio de la intermediaria Fidere, al fondo Blackstore, a un precio inferior al que correspondía, dejando a algunos vecinos en la calle, ante su imposibilidad de pagar las nuevas cuotas. Con dicha actuación, según el Sr Benítez (Presidente Honorario de la Asociación de Abogados Demócratas por Europa), los responsables de la EMVS, han sustraído a dichas viviendas de su utilidad social (artículo 289 del Código Penal), y han vendido las mismas a un precio notoriamente inferior al que correspondía (repercutiendo la diferencia a sus inquilinos), incurriendo en una malversación de fondos públicos.

Situados en el escenario electoral, sorprenden sobremanera, los recientes lapsus linguae, en las declaraciones de destacados populares, y las continuas rectificaciones públicas de sus frases, han llegado a provocar más de un recelo en su electorado. Así el Ministro de Justicia, Rafael Catalá, ha llegó a insinuar una posible ley mordaza contra los medios, prohibiendo a los mismos la publicación de filtraciones sobre autos judiciales: "Podríamos someter a debate y a reflexión dónde hay que poner los controles: si en la transmisión de información o en el medio que la pública".
La señora Esperanza Aguirre, ha dejado caer que las personas sin techo, deberían ser retiradas de la vía pública, porque ahuyentan el turismo, y el señor Rajoy, en recientes declaraciones este fin de semana en un mitin, mientras hablaba de bajada de impuestos, ha dicho: “me ha traicionado el subconsciente hace treinta segundos, y no voy a entrar en detalles…”

Si se observa desde el mes de Enero, la volatilidad de las últimas encuestas, y se parte de la premisa que las encuestas tratan de influir en la intención de voto, y consideramos que un veinticinco por ciento del electorado aún no se ha decantado por ninguna opción, nos será fácil concluir, que aún caben sorpresas hasta el mismo día del escrutinio. A una semana escasa de la celebración de los comicios, que tendrán lugar el próximo domingo, día veinticuatro de Mayo, este el análisis y la evolución de las principales fuerzas que concurren a las urnas, según las últimas encuestas:

El Partido Popular, sigue situándose con muy pocos puntos de diferencia, como fuerza más votada, excepto en algunas provincias como Madrid, Navarra, y Barcelona, en las que Ahora Madrid, Podemos y Ganemos dan un empate técnico. Le sigue muy de cerca el Psoe. El Partido Popular ha perdido la mayoría absoluta, y las elecciones en Andalucía, como consecuencia de las políticas anti sociales, así como por los numerosos casos de corrupción que no paran de salir (como es el caso del señor Rus). Su más que cuestionada democracia interna, con la cual le ha sido imposible regenerar la sociedad española, va a ser un auténtico punto en contra a la hora de establecer no ya pactos, sino alianzas firmes con otras fuerzas democráticas. Un claro ejemplo de esta involución democrática, la podemos confirmar con leyes como la Ley Mordaza, y la reforma del Código Penal, con la instauración de la cadena perpetua, bautizada con el eufemismo de prisión permanente revisable. Las últimas medidas sociales, aprobadas en el Consejo de ministros, a escasos días antes de las elecciones, y las ayudas a miembros con dificultades (en alusión al colectivo LGTB, de gays y lesbianas), así como la ayuda a las familias, en el último momento, después de cuatro años de políticas en contra de dichos colectivos, han inundado las redes sociales, tachando a las mismas de electoralistas y discriminatorias.

El Partido Socialista, por el contrario, desde la incorporación de Pedro Sánchez, ha conseguido recuperar posiciones, y situarse a escasas posiciones de los conservadores. Los socialistas proponen un cambio progresista y moderado, hacia los valores de la izquierda, perdidos durante el gobierno del PP.
La reciente crisis en Izquierda Unida, en la cúpula del partido, y la alianza con el PP en Extremadura, han provocado que muchos de sus afiliados y simpatizantes, hayan sido fagocitados por fuerzas como Podemos.

UpyD, el partido nacido como alternativa al bipartidismo, ha demostrado (sin pactar con nadie), conservar su esencia, y su pulcritud interna, sin ningún corrupto entre sus filas. Ha sido encomiable su lucha contra la corrupción, y ha realizado, al igual que IU, una importantísima labor parlamentaria.
Entre las causas de su desplome posiblemente se encuentre su discurso excesivamente centrado en la corrupción, posibles deficiencias en la estrategia de comunicación a la hora de explicar el proyecto, y un estilo de dirección excesivamente unipersonal. Los resultados de la formación en las andaluzas, han propiciado que muchos de sus miembros, se hayan incorporado a Ciudadanos. Unos resultados injustos e inmerecidos, como así lo atestigua Andrés Herzog, Portavoz adjunto y número dos de la organización: “PP y PSOE, entre ambos suman más de mil corruptos entre sus filas, y no han recibido el castigo de su electorado”.

Podemos: El partido de izquierda Podemos, ha logrado recuperar los puntos perdidos desde la salida de Monedero. El cambio de estrategia, con una mayor horizontalidad, la mayor presencia de su líder Pablo Iglesias en los Medios, y la menor exposición de figuras secundarias han contribuido en gran medida a ello, así como la vuelta a un discurso inicial, más duro, irónico y directo.

Ciudadanos: La estrategia de Ciudadanos, puede convertirse en última instancia, en algunos puntos en su contra. Es el partido más ambiguo el arco parlamentario, con la omisión en su definición como partido de centro, derecha o izquierda, aunque una gran parte de su electorado proviene del PP. Propone un cambio social más profiláctico, y menos profundo que Podemos. Es una formación (al igual que UpyD), demasiado obsesionada con la corrupción, con escasas propuestas hacia la clase trabajadora, hacia los más desfavorecidos, así como hacia verdaderas las políticas de igualdad de las mujeres y los hombres, y hacia las libertades sociales: desahucios, recortes, ley mordaza, cadena perpetua (prisión permanente revisable). En el cambio que propone Rivera, ha llegado a excluir a las personas no nacidas en democracia (a pesar de sus valores democráticos), y ha llegado a plantear la subida del IVA reducido, que afecta a todos los ciudadanos.

Es sabido que la próxima legislatura, será un periodo de continuos pactos. De la afinidad ideológica, organizativa y la confianza existentes entre dichas fuerzas, dependerá la estabilidad y la aprobación de las leyes (conservadoras y/o progresistas), por medio de las cuales se articule la gestión del nuevo gobierno. ¿Podrán las fuerzas resultantes pactar puntualmente con las demás fuerzas independientemente de su posición ideológica? ¿Garantizarán estos pactos puntuales por sí mismos, la estabilidad necesaria durante toda la legislatura, o será más deseable la unión de varias fuerzas con una afinidad ideológica y organizativa adicionales? La estrategia quizás pase por abstenerse o establecer pactos puntuales hasta las Generales (con objeto de no perder votos), y una vez llegados a este punto establecer alianzas más estables. De ser así, no serán extrapolables los datos de las elecciones regionales y locales, con las Generales.

Veamos a continuación algunos de estos hipotéticos pactos y/o alianzas:

PP – C’s: es la alianza que necesita el PP (sí o sí) en muchas ciudades para gobernar. Uno de los handicaps más importantes, es que el estilo de dirección del PP, es mucho más vertical, con lo cual el PP tendría que someterse a una regeneración democrática interna.
¿Exigirá Ciudadanos al PP (igual que al PSOE), la dimisión de todos sus imputados, antes de pactar, o empleará un doble rasero a la hora de medir desde su hipotético y ambiguo centro ideológico...?

Psoe-Podemos-IU: constituye una alianza más estable, desde el punto de vista ideológico y organizativo.

PP – Psoe: es la fórmula más rechazada por los ciudadanos, pero la más defendida por algunos figuras como Felipe González, a tenor de sus declaraciones y de sus frases: “lo importante no es el color del gato (clase política), sino que cace ratones (ciudadanos)”.

UpyD – C’s: dependiendo de los resultados electorales, y de la reunión posterior de la ejecutiva magenta, es posible que parte o la totalidad de la misma pueda integrarse en C´s.

Los importantes vientos de libertad del 15M, han refrescado nuestras mentes y nuestras casas, del insoportable y soporífero calor africano de los últimos días. Muchas de las propuestas nacidas en aquél ágora soleado, hace cuatro años, han sido recogidas por algunas siglas, gracias a aquellos verdaderos ciudadanos (anónimos) del 15M.

Falta solo una semana, para que Albert Rivera, se despoje, como el personaje de Antonio Banderas, de su antifaz ideológico, y muestre la verdadera “c” de ciudadano en lugar de la “z” de su "ambigüedaz". Nunca es tarde para aprender a desenmascararse como lo hacen los grandes. El Papa, ya lo ha hecho: “jamás he sido de derechas”. Hasta entonces no sabremos si el naranjito es una naranja, o una mandarina de gajos azules.

José Luis Meléndez. Madrid, 16 de Mayo del 2015

No hay comentarios:

Publicar un comentario