Translate

28 de enero de 2015

El consultorio


-PACIENTE: Toc-toc…
-DOCTORA: Pase.
-PACIENTE: Buenos días doctora. ¿Qué tal está?
-DOCTORA: Buenos días. Bien, ¿y usted qué tal?
-PACIENTE: La verdad es que me siento mal. Desde hace unos días, siento vértigos.
-DOCTORA: ¿Vértigos o mareos?
-PACIENTE: No, no, vértigos.
-DOCTORA: ¿Y desde cuándo le pasa esto?
-PACIENTE: Desde hace unos trimestres.
-DOCTORA: ¿Y por qué no ha venido usted antes?
-PACIENTE: Antes los síntomas no eran tan fuertes.
-DOCTORA: ¿Le suceden siempre a la misma hora?
-PACIENTE: Sí. Cuando leo o veo las noticias.
-DOCTORA: ¿Y eso le ocurre con todas las noticias, o con algunas en concreto?
-PACIENTE: Sobretodo con las noticias económicas. Con las demás me vengo abajo.
-DOCTORA: Entiendo. Se emociona usted. ¿Y qué síntomas tiene?
-PACIENTE: Cuando escucho al gobierno hablar de recuperación económica, siento como el suelo en el que me encuentro, se eleva delante de mí, como si estuviese despegando.
-DOCTORA: Ya. Eso se llama sugestión.
-PACIENTE: Pero esto nunca me ha pasado: ¿no conoce usted algún caso parecido?
-DOCTORA: Bueno, ahora que lo dice…el otro día vino un hombre desorientado. Le habían cambiado las farolas esféricas de su calle, por otras tipo flexo. Venía con el síndrome del estudiante, y se negaba a ir a trabajar.
-PACIENTE: ¿Sólo un paciente?
-DOCTORA: A ver déjeme recordar…Un día después vino otro paciente con lumbalgia. Acababan de cambiar los bancos del parque, y no estaban nivelados. También otro aquejado de agorafobia, al ver tantos operarios y jardineros juntos, y un hombre que desde hace dos años barría su calle, está en tratamiento psiquiátrico por lo que él considera una invasión de competencias por parte del ayuntamiento.
-PACIENTE: Ve doctora, no soy el único.
-DOCTORA: No tiene porqué preocuparse. A ver es una enfermedad que nos pasa a todos cada cuatro años, lo que ocurre es que algunos pacientes la detectan antes que otros. Ha hecho muy bien en venir.
-PACIENTE: Ah, ¿sí? ¿Y cómo se llama esta enfermedad? ¿En qué consiste?
-DOCTORA: Se llama electoralismo. El paciente se empieza a sentir como usted manipulado emocionalmente, y siente una desconfianza acusada ante la clase política, motivada por un exceso de sociabilidad por parte de los empleados de las instituciones públicas, durante la campaña electoral. También es habitual una cierta desorientación ideológica, algún que otro episodio de confusión e irritabilidad. Recuerde que este año va a ser muy virulento, porque tenemos cuatro cepas distintas.
-PACIENTE: Jo, qué alivio. Y yo que creía que era el único. Y entonces, ¿Cuál es el tratamiento?
-DOCTORA: La enfermedad dura aproximadamente tres meses y los síntomas van en aumento. No existe medicación ni siquiera con el copago. Trate de ser consecuente con sus ideas de siempre. No se deje manipular, pero sobre todo terminantemente prohibidos los mítines.
-PACIENTE: ¿Y pasadas las elecciones todo volverá a ser como antes?
-DOCTORA: Bueno, luego suele venir un periodo de depresión post electoral, acompañada de una nueva fase de adaptación social.
-PACIENTE: ¿Y cuáles son sus síntomas?
-DOCTORA ¡Ay! Creo que vamos muy deprisa. Le tengo que dejar. Lo siento.
-PACIENTE: ¿Está usted bien doctora?
-DOCTORA: Pepé…perfectamente, gracias.

José Luis Meléndez. Madrid, 27 de Enero del 2015.
Fuente de la imagen: ods.od.nih.gov

No hay comentarios:

Publicar un comentario